Escápate a nuestra casa

Te ofrecemos todas las comodidades en el mejor entorno rural

Conócenos

Bienvenidos a
Can Castell de Rocabruna


El pequeño pueblo de Rocabruna, que pertenece al municipio gerundense de Camprodón y a la comarca de Ripollés, se encuentra en plena naturaleza. Destaca el Tossal del Castell, una pequeña montaña que alberga los restos del castillo de Rocabruna. Este entorno natural está plagado de fauna y flora con vistas a las montañas que rodean el valle, a los Pirineos y a la Alta Garrotxa.

Can Castell de Rocabruna es una pintoresca casa de piedra recientemente reformada con dos plantas en las que se distribuyen sus amplias y luminosas estancias. Su espacio interior y el exterior son perfectos para viajeros que la visiten en familia, con amigos y niños.

La casa tiene capacidad para alojar cómodamente hasta a 8 personas en sus 4 habitaciones dobles: una de ellas en la planta baja y con cama de matrimonio y las otras tres en la planta superior, dos tienen camas de matrimonio y la última dispone de dos camas individuales. Además, en cada planta hay un cuarto de baño completo, el de abajo tiene un amplio plato de ducha y el del piso superior un amplio jacuzzi.

Todas las estancias están acondicionadas y cuidadosamente amuebladas para hacer que la estancia sea agradable, ¡te sentirás como en tu propia casa! La sala principal, en la planta baja, está rodeada de grandes ventanales con vistas al jardín y a las montañas. Allí se distribuyen la zona de están con cómodos sofás frente a la chimenea y a la televisión y el comedor con una gran mesa de madera y sillas. Los altos techos de madera a dos aguas hacen que la estancia sea más amplia y acogedora, combinando elementos tradicionales con todas las comodidades modernas.

En Can Castell se admite una mascota previa consulta con los propietarios para que las familias nos visiten al completo. Además, en el exterior hay un agradable y cuidado jardín con barbacoa y mobiliario para disfrutar del maravilloso entorno y del aire libre y puro del pueblo.

Contáctanos
Can Castell de Rocabruna

Comodidades


Las amplias habitaciones dobles están completamente amuebladas y cuenta con iluminación natural gracias a sus ventanas al exterior con vistas. Como ya adelantábamos, los cuartos de baño son completos y uno de ellos tiene un relajante jacuzzi y una claraboya que inunda de luz la estancia. La cocina es independiente y está totalmente equipada con todos los electrodomésticos, los utensilios, el menaje y una pequeña mesa para comer. La sala principal combina el salón con chimenea y el comedor. Además, todas las estancias tienen calefacción y acceso a internet.

En el exterior, Can Castell de Rocabruna dispone de un pequeño y verde jardín muy cuidado que se mimetiza con la naturaleza del entorno. El patio tiene una estupenda barbacoa y mobiliario de exterior para organizar de comidas y cenas al aire libre. Los niños podrán jugar con total seguridad y los adultos disfrutarán del buen tiempo.

Contáctanos

Entorno


El pequeño pueblo de Rocabruna cuenta con dos restaurantes próximos a la casa y con lugares de interés como su castillo, las minas de Ferreras, el molino Sorolla y la iglesia de Sant Feliu. Tiene la combinación perfecta entre lo natural y lo cultural a pocos metros del alojamiento.

El municipio al que pertenece el pueblo, Camprodón, y el municipio vecino, Beget, cuentan con todas las tiendas y los servicios que pudieran ser necesarios durante la estancia. Además, también tienen monumentos que visitar como un puente románico, museos y templos como el monasterio de Sant Pere.

Can Castell de Rocabruna está rodeada de naturaleza ya que se encuentra en un pequeño valle de orientación sur con vegetación mediterránea y con montañas. Algunas de las cumbres más importantes de la zona son Gra de Fajol, Comanegra y Montfalgars, donde organizar excursiones y actividades de montaña. Por los alrededores también hay pequeños saltos de agua. También se pueden organizar otras actividades al aire libre como los paseos a caballo, las rutas en bicicleta o a pie, la pesca y la caza, montar en quads y ¡muchas más!

La comarca de Ripollés, en el Pirineo Catalán y entre el Berguedá y la Garrotxa, está plagada de lugares que visitar. Ciudades como Queralbs, Vilallonga de Ter y Setcases; las estaciones de esquí de Valle Núria y Vallter 2000; importantes monumentos románicos como el monasterio de Santa María de Ripoll; la reserva de animales de Molló Parc e innumerables rutas para conocer la naturaleza y los gorgs o pozas de la zona.

La frontera con Francia está a solo 20 kilómetros de Can Castell de Rocabruna y a pocos más de interesantes ciudades y pueblos del sur del país vecino. Las ciudades de Figueras y Gerona están a 80 y a 100 kilómetros respectivamente y la fantástica costa Brava en el golfo de Roses con Cadaqués, Ampuriabrava y La Escala unos 100 kilómetros también. Esto permite disfrutar de grandes puntos de interés desde la tranquilidad de la naturaleza.

Contáctanos

Características y equipamiento


Instalaciones exteriores

  • Jardín
  • Barbacoa
  • Patio
  • Agroturismo

Equipamiento interior

  • Jacuzzi
  • Chimenea
  • Calefacción
  • Lavavajillas
  • Lavadora
  • Microondas
  • Televisión

Servicios

  • Admite Mascotas
  • Acceso a Internet
  • Juegos de mesa
  • Cuna Bebé

Ubicación

  • Zona montaña
  • Esquí
  • Alojamiento aislado

Actividades

  • Rutas de senderismo
  • Multiaventura
  • Rafting
  • Piragüismo
  • Paseo en Quads
  • Escalada
  • Caza
  • Pesca
  • Montar a Caballo
  • Avistamiento de Aves
  • Observación Astronómica